VITO TVO

0 3 mins 1 mes

Mark Adams Prieto, un hombre de Arizona, fue acusado formalmente el 11 de junio por un gran jurado por intentar perpetrar un tiroteo durante un concierto en Atlanta el pasado mayo. Según las fechas, el ataque estaba planeado para el concierto de Bad Bunny, parte de su Most Wanted Tour.

Prieto está actualmente bajo custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos, esperando ser trasladado de Nuevo México a Arizona. Según el FBI, Prieto había sido investigado desde octubre pasado, cuando confesó a una fuente del buró su intención de iniciar una guerra racial antes de las elecciones presidenciales.

Las conversaciones de Prieto con esta fuente se volvieron cada vez más preocupantes, al punto de que comenzó a planear un tiroteo masivo con el objetivo de atacar a «negros, judíos o musulmanes».

Prieto, de 58 años, era vendedor en ferias de armas y también comerciaba armas de su colección personal. Para evitar la atención de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, realizaba todas sus transacciones en efectivo.

Debido al alto riesgo que representaba, el FBI lo mantuvo bajo vigilancia de enero a marzo de 2024.

Adams es conocido por su abierta postura racista. En una declaración jurada, una fuente afirmó que Prieto eligió Georgia para el tiroteo porque el estado dejó de ser conservador y estaba recibiendo una creciente población afroamericana.

Según este relato, Prieto estaba seguro de que un concierto de rap atraería a una gran cantidad de afroamericanos. Incluso planeó ingresar al concierto usando sudaderas con capucha, pensando que pasarían desapercibidos entre los seguidores del rap.

Finalmente, Prieto fue detenido el 14 de mayo en una carretera interestatal de Nuevo México, gracias al respaldo de una fuente anónima y un agente encubierto del FBI, quienes colaboraron durante meses de vigilancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *