VITO TVO

0 3 mins 1 mes

El nombre de Messi se repitió una y otra vez en el Dolby Theatre. En la ceremonia de los Premios Oscar 2024, como en la alfombra roja, el perro de la película anatomía de una caída llamado, precisamente, como el astro del fútbol, supo ganarse el corazón de los televidentes como de los usuarios de las redes sociales que amaron su aparición entre grandes nombres consagrados y nuevas estrellas.

El can había sido usado como una gran atracción publicitaria de la película de Justine Triet para promocionar su candidatura, que compitió como Mejor película, además de las ternas de dirección, mejor actriz para Sandra Hüller, montaje y guion original. Finalmente, esta última categoría le dio una estatuilla. En un almuerzo de nominados ni Ryan Gosling, ni Bradley Cooper pudieron evitar mimar a la “gran estrella” de la película francesa. Todo un acaparador de flashes.

“El gran momento fue con Billie Eilish, que se unió a Messi durante casi 10 minutos”, contó la entrenadora de perros y dueña del can, Laura Martin Contini The Hollywood Reporter sobre la fama que viene teniendo su Messi, que contrasta con el bajo perfil que caracteriza a la actriz alemana protagonista de la cinta. En ella, la intérprete logró lucirse hablando en tres idiomas en una actuación que viene arrasando en los festivales.

La aparición de Messi le dio un aire fresco a una ceremonia que, por momentos, se tornó predecible nombrando a los ganadores que desde hace varias semanas estaban voceados como firmes candidatos a llevarse el galardón. En un divertido momento, el perro apareció “aplaudiendo” en la ceremonia y consiguió sorprender al actor de Barbiea juzgar por la cara que puso al ser tomado por las cámaras.

El Festival de Cannes cuenta con el Palm Dog, que premia las mejores actuaciones caninas en la gran pantalla. Messi, en su rol de Snoop, el perro lazarillo de un niño con ceguera, fue distinguido por todas las habilidades que demostró durante la cinta. La categoría en el festival francés existe desde 2001 y ya se destacó la labor de Brandy, el pitbull de Brad Pitt en Érase una vez en… Hollywood, y los spaniels de Tilda Swinton en The Souvenir Part II.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *