VITO TVO

0 2 mins 4 meses

Las retractaciones hicieron que los rumores en internet, ya de por sí desenfrenados por operación y recuperación de Kate, se multiplicaran. El desastre de relaciones públicas es una prueba más de que el mantra de larga data de la familia real de “nunca te quejes, nunca expliques” es imposible en una era saturada de redes sociales.

En una publicación en redes sociales, Kate dijo el lunes que “como muchos fotógrafos aficionados, ocasionalmente experimento con la edición”. “Quería expresar mis disculpas por cualquier confusión causada por la fotografía familiar que compartimos ayer”, agregó.

Si bien no había indicios de que la fotografía fuera falsa, AP se retractó de su publicación porque una inspección más detallada reveló que la fuente había manipulado la imagen de una manera que no cumplía con los estándares fotográficos de la organización noticiosa. Por ejemplo, contenía una inconsistencia en la alineación de la mano izquierda de la princesa Carlota con la manga de su suéter.

Otras agencias de noticias importantes, incluidas GettyReutersAFP y la agencia nacional del Reino Unido, PA, también retiraron la fotografía.

El Palacio de Kensington dijo que no publicaría la fotografía original sin editar. Y aunque la declaración de Kate proporcionó cierta aclaración, parece poco probable que haya servido para detener el remolino de rumores que se ha acelerado durante su ausencia de eventos públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *