La ocupación hotelera por la final de la copa libertadores está casi copada